atencionaclientes@splint.mx
33 3121 2927 y 33 3121 4788
Síguenos en:
Acero quirúrgico vs titanio. ¿Qué es mejor?

Acero quirúrgico vs titanio. ¿Qué es mejor?

En la reparación de las fracturas óseas es bien sabido que los materiales más comunes utilizados para fabricar implantes son el acero quirúrgico y el titanio sin embargo existen ventajas y desventajas entre uno y otro debido a sus componentes físicos y su relación con el entorno en el que se colocan.

El acero quirúrgico es una aleación de hierro, cromo y níquel que es fuerte, duradero y resistente a la corrosión. Sin embargo, el acero quirúrgico es un material que se expande potencialmente debido al aumento del calor, incluso puede expandirse contra un material frágil como nuestros huesos, en la dirección en que nuestros huesos no están de acuerdo, especialmente si se considera que un área específica del hueso puede debilitarse (debido a un trauma o la fijación).

Por su parte el titanio, además de ser un material igualmente resistente al acero, es la opción preferida debido a que tiene la ventaja de ser más ligero y ofrecer mayores beneficios concretos para los pacientes que se someten a cirugías ortopédicas, por ejemplo:

  • Se utilizan para reparar fracturas más complejas o en zonas del cuerpo que están sometidas a una mayor carga. El titanio reduce el riesgo de que el implante se rompa y cause complicaciones.
  • Los implantes de titanio pueden reducir el riesgo de complicaciones, como la infección o la necesidad de cirugía de revisión gracias a su gran resistencia a la corrosión. Esto significa que es menos probable que se oxide o se desgaste con el tiempo, prolongando la vida útil del implante y reduciendo la necesidad de cirugías de revisión.
  • Los implantes de titanio pueden ayudar a los pacientes a recuperar su movilidad y funcionalidad más rápidamente debido a su ligereza, lo que puede reducir la carga sobre el hueso y el tejido circundante. Esto puede ayudar a mejorar la comodidad del paciente y reducir el riesgo de complicaciones.

Además de las ventajas mecánicas mencionadas anteriormente, el titanio también ofrece beneficios biológicos que lo convierten en un material ideal para la fabricación de implantes ortopédicos.

El titanio es un material biocompatible, lo que significa que es bien tolerado por el cuerpo humano. No es tóxico ni produce reacciones alérgicas. La biocompatibilidad del titanio es importante para las cirugías de osteosíntesis, ya que los implantes deben integrarse con el tejido óseo (Osteointegración) para que la reparación sea exitosa. La osteointegración permite que los implantes ortopédicos de titanio sean fuertes y duraderos.

Si bien te hemos presentado algunos datos reales acerca de las ventajas del titanio vs el acero quirúrgico en cirugías de ortopedia y trauma, la decisión más certera siempre la tendrá el cirujano, quien debe evaluar las necesidades específicas del paciente para determinar el mejor material para el implante.

Búsqueda de productos