333 4872 968
Síguenos en:
Aplicaciones Quirúrgicas del NIO: Mejorando la Seguridad y los Resultados

Aplicaciones Quirúrgicas del NIO: Mejorando la Seguridad y los Resultados

El neuromonitoreo intraoperatorio (NIO) ha revolucionado el campo de la cirugía al proporcionar a los cirujanos información en tiempo real sobre la integridad funcional del sistema nervioso durante procedimientos quirúrgicos delicados. Esta tecnología avanzada permite la detección temprana de cambios en la actividad eléctrica del sistema nervioso central y periférico, lo que ayuda a prevenir lesiones neurológicas y mejora significativamente los resultados quirúrgicos. En este blog, exploraremos las aplicaciones quirúrgicas del neuromonitoreo intraoperatorio y cómo está transformando la práctica médica moderna.

 

¿Qué es el Neuromonitoreo Intraoperatorio?

El neuromonitoreo intraoperatorio implica la utilización de electrodos y otros dispositivos para registrar y analizar la actividad eléctrica del sistema nervioso durante la cirugía. Esta técnica permite a los cirujanos evaluar la función neurológica en tiempo real y realizar ajustes inmediatos para prevenir lesiones nerviosas potenciales. Se puede utilizar en una variedad de procedimientos quirúrgicos.

 

Beneficios del Neuromonitoreo Intraoperatorio

Los beneficios de realizar el monitoreo en las intervenciones quirúrgicas son varios, entre ellos, la prevención de lesiones nerviosas, por tener la capacidad de detectar cambios en la actividad eléctrica nerviosa en tiempo real ayuda a prevenir lesiones neurológicas durante la cirugía. También permite a los cirujanos adaptar su enfoque quirúrgico según la respuesta neurológica del paciente, optimizando así los resultados.

 

Aplicaciones Quirúrgicas del Neuromonitoreo Intraoperatorio

Cirugía de Columna

Durante las cirugías de columna, se monitorea la función de la médula espinal y los nervios periféricos. Esto es especialmente crucial en procedimientos de fusión espinal, donde la manipulación de las estructuras nerviosas puede resultar en lesiones. El neuromonitoreo ayuda a identificar la proximidad de los nervios y a prevenir daños durante la inserción de implantes o la corrección de deformidades. Se utiliza en cirugías de estabilización de la columna vertebral, tumores y malformaciones en esta misma área, rizotomía dorsal selectiva, por mencionar algunos.

Para un control neurológico eficiente en la cirugía de la columna vertebral con Neuromonitor, se realiza la prueba de contracción integrada (monitorización de relajación). Esto sirve para el control automático del estado de relajación farmacológica de los músculos del paciente y es decisivo para la grabación correcta de las señales en la cirugía de la columna vertebral.

Durante la medición, la musculatura es monitoreada continuamente en busca de actividad. Si se produce una actividad relevante, por ejemplo, debido a una manipulación directa en el nervio, el cirujano es informado óptica y acústicamente. Además, la estimulación con tornillo pedicular permite la identificación automática del umbral de estimulación correspondiente y, por lo tanto, proporciona información sobre la posición del tornillo dentro del pedículo. Esta información es indispensable en la cirugía de la columna vertebral, que se prepara y visualiza rápida y fácilmente para el usuario.

El software del neuromonitor guarda automáticamente todas las respuestas musculares y los límites de estimulación para el informe final. Esto permite revisar cada respuesta de estimulación en la cirugía de la columna vertebral.

 

Cirugía Cerebral

En neurocirugía, el monitoreo se usa para preservar la función neurológica mientras se abordan lesiones cerebrales, como tumores o aneurismas. Permite a los cirujanos identificar áreas críticas del cerebro y monitorear la actividad eléctrica para evitar lesiones que puedan resultar en déficits neurológicos postoperatorios. Existen varios procedimientos quirúrgicos cerebrales donde es necesario el neuromonitoreo, como por ejemplo:

1.Cirugía de epilepsia. La cirugía de la epilepsia es un procedimiento que busca controlar las convulsiones en pacientes con epilepsia que no responden adecuadamente a la medicación antiepiléptica. El objetivo de la cirugía es identificar y resecar la zona del cerebro responsable de las convulsiones, conocida como zona epileptógena, mientras se minimiza el daño a las áreas cerebrales circundantes responsables de funciones vitales. El neuromonitoreo intraoperatorio desempeña un papel crucial en la cirugía de la epilepsia porque ayuda a obtener una localización precisa de la zona epileptógena, a realizar un mapeo funcional del cerebro y a informar al médico sobre la evaluación de la actividad epiléptica en tiempo real.

2.Aneurismas cerebrales. El neuromonitoreo es necesario en el contexto de un aneurisma cerebral, especialmente después de que ha sido tratado quirúrgicamente. Un aneurisma cerebral es una protuberancia debilitada en la pared de una arteria en el cerebro que se llena de sangre. Puede ser congénito (presente desde el nacimiento) o desarrollarse más tarde en la vida debido a factores como la presión arterial alta, el tabaquismo o el envejecimiento. Los aneurismas cerebrales pueden ser pequeños y no causar síntomas, o pueden crecer y romperse, lo que puede provocar hemorragia cerebral, un evento potencialmente mortal.

3.Cirugía del tronco cerebral. La cirugía del tronco cerebral es un procedimiento quirúrgico que implica intervenir en la parte más baja del cerebro, llamada tronco encefálico. El tronco encefálico es una estructura vital que controla funciones esenciales como la respiración, el ritmo cardíaco, la conciencia y muchos otros procesos automáticos del cuerpo. Las cirugías en esta región son complejas y delicadas debido a la importancia crítica del tronco encefálico para la supervivencia y la función normal del organismo.

4.Drezotomía. También conocida como rizotomía dorsal selectiva, es un procedimiento quirúrgico utilizado para tratar el dolor crónico en pacientes que no han respondido a otros tratamientos más conservadores. En esta intervención, se realiza una sección selectiva de las fibras nerviosas sensoriales en la médula espinal que transmiten señales de dolor al cerebro. Esto se hace para interrumpir esas señales y así reducir o eliminar la percepción del dolor en ciertas partes del cuerpo.

5.Cirugía en áreas supratentoriales. La cirugía en áreas supratentoriales se refiere a cualquier intervención quirúrgica que tenga lugar por encima de la tienda del cerebelo (también conocida como tentorio). Esto incluye una variedad de procedimientos que abordan afecciones en regiones como los lóbulos cerebrales, el córtex cerebral, los ventrículos cerebrales y otras estructuras cerebrales superiores. La cirugía en áreas supratentoriales puede afectar la función cerebral, incluida la cognición, la memoria, la función motora y sensorial, entre otros aspectos. El neuromonitoreo permite a los cirujanos evaluar continuamente la función cerebral durante la operación para detectar cualquier cambio que pueda indicar daño cerebral o disfunción y tomar medidas correctivas si es necesario.

Neuroma acústico

Un neuroma acústico, también conocido como schwannoma vestibular, es un tumor benigno que se desarrolla en el nervio vestibulococlear, que es responsable de la audición y del equilibrio. Estos tumores generalmente se forman en el conducto auditivo interno, cerca del tronco cerebral. Durante la cirugía para extirpar el neuroma acústico, es fundamental preservar la función del nervio vestibulococlear y otras estructuras nerviosas cercanas que podrían verse afectadas.

Cirugía Vascular

Durante procedimientos vasculares complejos, como la reparación de aneurismas o la revascularización, el neuromonitoreo intraoperatorio se utiliza para evaluar la integridad de los nervios periféricos y prevenir lesiones durante la manipulación de los vasos sanguíneos. Esto es especialmente importante en áreas donde los nervios están estrechamente asociados con los vasos y pueden ser susceptibles a daños.

Cirugía Ortopédica: En procedimientos ortopédicos, como la corrección de escoliosis o la artroplastia de cadera, el neuromonitoreo intraoperatorio ayuda a proteger los nervios periféricos y la médula espinal durante la manipulación de las estructuras óseas y la colocación de implantes. Detecta cualquier cambio en la función nerviosa y permite intervenciones inmediatas para prevenir lesiones.

Cirugía de plexo. La cirugía de plexo se refiere a la intervención quirúrgica realizada en los plexos nerviosos, que son redes de nervios entrelazados que transmiten señales nerviosas a diversas partes del cuerpo. Estos plexos pueden encontrarse en varias ubicaciones del cuerpo humano, como el plexo braquial en el brazo, el plexo lumbar en la región lumbar y el plexo sacro en la pelvis.

En conclusión, el neuromonitoreo intraoperatorio ha emergido como una herramienta invaluable en el arsenal de los cirujanos, proporcionando una mayor seguridad y precisión en una variedad de procedimientos quirúrgicos. Su capacidad para evaluar y proteger la función neurológica en tiempo real ha transformado la práctica quirúrgica, mejorando los resultados y la calidad de vida de los pacientes. Con avances continuos en tecnología y técnicas, el neuromonitoreo intraoperatorio seguirá desempeñando un papel crucial en la evolución de la cirugía moderna.

En SPLINT ponemos a su alcance la renta de neuromonitor para garantizar una atención quirúrgica de alta calidad, minimizando los riesgos de daño nervioso, optimizando los resultados del paciente y mejorando la eficiencia operativa. Nuestro compromiso con médicos, pacientes y distribuidores es la calidad de nuestros productos y servicios para ofrecer seguridad y el bienestar a los pacientes.

Búsqueda de productos