333 4872 968
Síguenos en:
La mejor prótesis de cadera: ¿Cuál es la adecuada para ti?

La mejor prótesis de cadera: ¿Cuál es la adecuada para ti?

La prótesis de cadera es una intervención quirúrgica que ha mejorado significativamente la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo. A lo largo de las décadas, las técnicas y materiales utilizados en estas prótesis han evolucionado, permitiendo resultados más duraderos y una recuperación más rápida. En este blog, exploraremos los diferentes tipos de prótesis de cadera, su evolución y cuál es la más recomendable según cada caso.

 

Evolución de las prótesis de cadera

La historia de las prótesis de cadera ha sido una historia de innovación, perseverancia. Desde los primeros experimentos con materiales rudimentarios hasta las prótesis avanzadas de hoy en día, el campo ha recorrido un largo camino, en la búsqueda por mejorar la calidad de vida de las personas que sufren de dolor y movilidad limitada debido a enfermedades articulares como la artrosis, ofreciendo esperanza y alivio. A continuación te compartimos un resumen de la evolución de las prótesis de cadera:

En 1826 los primeros pasos los dio el Dr. John Rhea Barton, ortopedista del Hospital de Pensilvania, quién llevó a cabo una osteotomía intertrocantérica sin anestesia en tan solo siete minutos en un marinero de 21 años de edad con anquilosis de la cadera que inició después de una caída de aproximadamente dos metros de altura mientras se encontraba trabajando. Sin embargo, el profesor Temístocles Gluck es el gran referente de la fijación de prótesis en la cadera. En 1891, condujo la producción de una prótesis de mármol en forma de bola y zócalo que remplazaría las superficies articulares del acetábulo y cabeza femoral que se fijan al hueso subyacente por medio de tornillos niquelados y dio los primeros avances en el uso de cemento óseo para mejorar la fijación de los componentes a las superficies óseas, también describió que los materiales utilizados debían ser biocompatibles y fijarse a las superficies óseas subyacentes.

En adelante se comenzaría a experimentar con diversos materiales como celulosa, baquelita y Pirex, aunque fue hasta 1950 cuando se introducen prótesis de metal, como el vitalio, que no requieren cemento para fijarse al hueso. La desventaja de estas prótesis es que en algunos pacientes le provocaba inflamación relacionada con la liberación de elementos metálicos. Lo que nos lleva a 1960 cuando el Dr. John Charnley revoluciona el campo con la prótesis de cadera cementada de metal sobre polietileno, mejorando significativamente la supervivencia del implante.

En esa misma década, en México, la primera cirugía de prótesis de cadera se realizó por el Dr. Marco Antonio Lazcano, un reconocido cirujano ortopedista del Centro Médico ABC en la Ciudad de México. El Dr. Lazcano implantó una prótesis de cadera de tipo Charnley, la cual era una de las prótesis más avanzadas de la época y estaba hecha de metal sobre polietileno. Esta cirugía marcó un hito en la historia de la ortopedia en México, ya que representó el inicio de una nueva era en el tratamiento de la artrosis de cadera.

En cuanto a la búsqueda de los materiales biocompatibles para esta clase de cirugías, inició en 1970 con el desarrollo de la prótesis de cerámica y zirconia, más resistentes al desgaste. Para 1976 se realiza el primer reemplazo total de cadera con éxito en un paciente con artritis reumatoide. Fue en 1980 cuando se introducen técnicas de fijación sin cemento, utilizando recubrimientos porosos que permiten el crecimiento óseo en la prótesis y ocho años después, se introduce la primera prótesis de cadera de cerámica. Y  en 2003 lleva la innovación con el primer reemplazo total de cadera robótico.

A lo largo de la historia, los cirujanos ortopedistas han realizado intervenciones desde osteotomías intertrocantéreas, pasando por interposiciones en la articulación, hasta el desarrollo de prótesis de alta tecnología con descripciones de diferentes abordajes y técnicas quirúrgicas

 

Tipos de prótesis de cadera hoy en día

La investigación y los avances tecnológicos han llevado al desarrollo de prótesis más sofisticadas y personalizadas. Existen varios tipos de prótesis de cadera, cada una diseñada para diferentes necesidades y condiciones del paciente. Aquí desglosamos los principales tipos:

1. Por su composición

Existen prótesis con materiales compuestos y combinaciones de los mismos, donde con topamos con prótesis con cabeza de cerámica sobre polietileno (ofrece una buena resistencia al desgaste y biocompatibilidad), cabeza de metal sobre polietileno (opción más económica pero con mayor riesgo de desgaste a largo plazo), cabeza de cerámica sobre cerámica (ofrece máxima resistencia al desgaste y biocompatibilidad, pero puede ser más costosa y tener un mayor riesgo de rotura)

En cuanto los materiales podemos encontrar una amplia variedad como las que tienen una aleación de cromo-cobalto-molibdeno (CoCrMo), debido a su alta resistencia, durabilidad y biocompatibilidad son las más utilizadas. Se emplea principalmente en el vástago femoral y el cotilo.

También las hay de Titanio, que es un metal ligero, biocompatible y resistente a la corrosión. Se utiliza con frecuencia en el vástago femoral, especialmente en pacientes jóvenes y activos, debido a su menor peso y flexibilidad similar al hueso. Otro material similar al titanio en cuanto a sus propiedades es el Tantalio, pero con mayor resistencia al desgaste. Se utiliza principalmente en el revestimiento de los componentes metálicos.

Cuando hablamos de Cerámica en las prótesis, podemos encontrar la Alúmina, que es un material muy duro y resistente al desgaste, con baja fricción y se utiliza principalmente en las cabezas femorales, especialmente en pacientes jóvenes y activos. O también existen prótesis hechas de Zirconia que es similar a la alúmina en cuanto a sus propiedades, pero con mayor biocompatibilidad. Se utiliza tanto en las cabezas femorales como en los insertos acetabulares.

Los polímeros como el Polietileno de ultra alto peso molecular (UHMWPE) es un material flexible y resistente al desgaste. Se utiliza principalmente en los insertos acetabulares, ya que permite un movimiento suave de la articulación.

 

2. Por el tipo de desgaste del paciente

Prótesis total de cadera (PTC): Este es el tipo más común, donde tanto el acetábulo (parte del hueso de la pelvis) como la cabeza del fémur se reemplazan. Es ideal para pacientes con artritis severa o daño extenso en la cadera.

Prótesis de cadera parcial (hemiartroplastia): Se reemplaza solo la cabeza del fémur. Generalmente se utiliza en fracturas de cadera en personas mayores, donde la cavidad acetabular está en buenas condiciones.

Prótesis de cadera de superficie (resurfacing): Aquí, en lugar de reemplazar la cabeza del fémur, se cubre con una tapa de metal. Es menos invasiva y conserva más hueso, recomendada para pacientes más jóvenes y activos.

 

¿Cuál es la más recomendable?

La elección de la prótesis de cadera adecuada depende de varios factores, incluyendo la edad del paciente, su nivel de actividad, la calidad del hueso y las condiciones médicas subyacentes. Aquí algunas recomendaciones generales:

Pacientes jóvenes y activos: Para estos pacientes, la prótesis de cadera de superficie puede ser una buena opción ya que permite una mayor conservación del hueso y puede soportar niveles más altos de actividad física. Sin embargo, las prótesis de cerámica-polietileno también son una excelente alternativa debido a su durabilidad y baja fricción.

Pacientes mayores con artritis severa: La prótesis total de cadera de cerámica-polietileno es a menudo la más recomendada, proporcionando una solución duradera y fiable. Para aquellos con problemas de salud que limitan su movilidad, una hemiartroplastia puede ser suficiente.

Pacientes con problemas específicos de hueso o alergias: En algunos casos, se pueden considerar prótesis de cerámica-cerámica, especialmente en pacientes con alergias a los metales.

 

Conclusión

A lo largo de este blog, hemos explorado los diferentes tipos de prótesis disponibles en el mercado actual. Es fundamental destacar que no existe una talla única para todos en lo que respecta a las prótesis de cadera. Cada paciente es único, con diferentes necesidades y condiciones médicas. Por lo tanto, la colaboración con un cirujano ortopédico experimentado es esencial para determinar la prótesis más adecuada para cada caso individual.

En este sentido, Splint, con su compromiso con la innovación y la calidad, ofrece la más alta calidad en prótesis de cadera respaldadas por tecnología avanzada y materiales de última generación. En Splint nos enfocamos en proporcionar soluciones confiables de acuerdo en las necesidades de los profesionales en la salud.

Cotiza con nosotros la prótesis de cadera cementada y no cementada con atención a cirugías en todo México. En Splint nos comprometemos a brindar resultados sobresalientes y mejorar la calidad de vida de tu paciente.

Búsqueda de productos