333 4872 968
Síguenos en:
Transformando la Ortopedia en México: El impacto de los robots en cirugías avanzadas

Transformando la Ortopedia en México: El impacto de los robots en cirugías avanzadas

La tecnología médica está en constante evolución, y nuevos avances se producen mes con mes. En el caso de la cirugía asistida por robots es cada vez más utilizada en diversas especialidades quirúrgicas, incluida la ortopedia, donde los robots se emplean en procedimientos como la colocación de implantes, la osteotomía (corte controlado del hueso) y otras intervenciones relacionadas con fracturas. Esta sinergia ayuda a los cirujanos al proporcionar precisión y minimizar el trauma para los tejidos circundantes.

 

Revolucionando la recuperación con cirugía robótica en prótesis de rodilla

En el dinámico mundo de la medicina, la constante búsqueda de avances tecnológicos ha llevado a México a la vanguardia de la revolución quirúrgica con el robot ROSA (Robot quirúrgico ortopédico asistido) Este dispositivo, desarrollado por ingenieros y profesionales de la salud españoles, es un sistema robótico avanzado diseñado para optimizar las cirugías de prótesis de rodilla que se integra perfectamente en el proceso quirúrgico, mediante escáneres 3D que permiten a los cirujanos crear un mapa detallado de la anatomía única de cada paciente, lo que facilita la planificación quirúrgica personalizada.

Este asistente robótico es una extensión de la mano del cirujano que acompaña al médico para otorgar información más completa, exacta y precisa sobre la anatomía única del paciente. El brazo robótico cuenta con un sensor de fuerza que permite al cirujano mover manualmente la unidad a la ubicación deseada. El dispositivo incluye dos pantallas táctiles que muestran la interfaz de usuario, una en la unidad robótica y otra en la unidad óptica. La unidad robótica está equipada con un sistema que la inmoviliza al suelo.

Durante el procedimiento, el asistente robótico utiliza una cámara y rastreadores ópticos conectados a su pierna para saber exactamente dónde está su rodilla en el espacio como si fuera un GPS: si la pierna del paciente se mueve incluso una fracción de pulgada, el robot puede saberlo y se ajusta en consecuencia.

Esto ayuda a garantizar que el plan que puso en práctica su cirujano se ejecute según lo previsto. A lo largo de su cirugía, el asistente robótico proporciona a su cirujano datos sobre su rodilla. Está información, combinada con la habilidad de su cirujano, les ayuda a saber cómo colocar su implante según su anatomía única.

Después de la cirugía, la hospitalización puede variar de uno a tres días. El tiempo de recuperación varía, pero la mayoría de las personas deberían poder conducir después de dos semanas. El cirujano será el que dictamine cuándo y qué actividades se pueden volver a realizar y qué actividades se deben evitar.

Esta cirugía no la pueden hacer todos los ortopedistas y cirujanos de rodilla sino aquellos que cuentan con un certificado que avale el entrenamiento teórico-práctico que ha tenido y que se puedan aprovechar las herramientas del robot. En nuestro país, se ha instaurado en Jalisco, Nuevo León, CDMX, trayendo enormes beneficios a los pacientes tales como:

  • Precisión Milimétrica: El robot asiste al cirujano con movimientos precisos y controlados, lo que contribuye a una colocación más exacta de la prótesis y, en última instancia, a una mejor función articular.
  • Personalización Extrema: Gracias a la planificación preoperatoria detallada, ROSA permite adaptar cada procedimiento a la anatomía específica del paciente, mejorando la precisión y la eficacia.
  • Recuperación Optimizada: Con una colocación más precisa de la prótesis, los pacientes experimentan una recuperación potencialmente más rápida y menos complicaciones postoperatorias.
  • Reducción del Desgaste de la Prótesis: La precisión mejorada puede ayudar a minimizar el desgaste prematuro de la prótesis, lo que es crucial para una mayor durabilidad y éxito a largo plazo.

 

Desafíos en la Educación Médica

La medicina está experimentando una revolución tecnológica sin precedentes, y uno de los campos que más está siendo transformado es el de la cirugía. La introducción de sistemas robóticos en el quirófano está cambiando la forma en que los procedimientos se llevan a cabo, ofreciendo precisión, control y resultados mejorados. Sin embargo, esta evolución no está exenta de desafíos, especialmente en lo que respecta a la formación de los profesionales médicos para que se adapten a estas nuevas tecnologías.

Uno de los principales retos en la educación médica es mantenerse al día con los avances tecnológicos en el campo de la cirugía lo que significa que los profesionales médicos deben estar preparados para aprender y adaptarse continuamente a estas innovaciones. Una de las barreras que se debe atravesar es el costo de la tecnología y la infraestructura necesaria, así como la disponibilidad de expertos capacitados para enseñar su uso.

Otro desafío radica en la integración efectiva de la formación en cirugía asistida por robots en los programas educativos médicos existentes. Esto implica revisar y actualizar los planes de estudio para incluir tanto la teoría como la práctica relacionadas con el uso de sistemas robóticos en el quirófano. Además, se debe garantizar que los estudiantes tengan acceso a la tecnología adecuada y a oportunidades de práctica guiada para desarrollar sus habilidades.

La educación en cirugía robótica también requiere un enfoque interdisciplinario que involucre a diversas áreas, como la ingeniería, la informática y la ética médica. Los profesionales médicos deben comprender no solo cómo operar los sistemas robóticos, sino también cómo trabajar de manera efectiva en equipos interdisciplinarios y cómo abordar cuestiones éticas y legales relacionadas con su uso.

Finalmente, es crucial fomentar la innovación y la investigación en el campo de la cirugía asistida por robots a través de programas de colaboración entre instituciones académicas, hospitales y la industria. Esto no solo impulsará el desarrollo de nuevas tecnologías y técnicas quirúrgicas, sino que también brindará oportunidades para que los estudiantes y profesionales médicos participen en proyectos de vanguardia y contribuyan al avance del campo.

 

Conclusión

En conclusión, la cirugía asistida por robots está transformando el campo de la ortopedia en México, brindando nuevas oportunidades para la precisión, la personalización y la optimización de resultados quirúrgicos, buscando siempre conseguir dos objetivos: por un lado, la mayor longevidad del implante que se realice; y, por otro, el mejor resultado clínico posible. Sin embargo, el éxito continuo de esta revolución quirúrgica depende en gran medida de la preparación y colaboración de los profesionales médicos, las instituciones educativas y la industria. Al enfrentar estos desafíos con determinación y compromiso, podemos garantizar que los pacientes mexicanos continúen recibiendo la mejor atención médica posible en la era de la tecnología avanzada.

En Splint somos tus aliados estratégicos al ofrecerte soluciones integrales para tus cirugías de ortopedia y traumatología. Contamos con el instrumental que necesitas. ¡Acércate con nosotros!

Búsqueda de productos